viernes, 30 de junio de 2017

Todos los juegos cancelados de Hobocop

La serie de culto con la saga de juegos inexistente

La Maldición de Hobocop es una serie de proyectos cancelados de videojuegos sobre la serie policíaca homónima, transmitida desde 1985 hasta 1992. Fue un éxito en las cadenas provinciales tras transmitirse el piloto por error en el bloque infantil TPH. Desde 1994, el único juego de Hobocop que pudo realizarse con éxito fue la aventura textual para ZX Spectrum, Hobocop Jr. No se cuenta por ser un fracaso comercial basado en el spin-off.

Super Hobocop se comenzó a crear para el Cerebro de la Bestia en 1994 con la intención de redimir la serie-secuela. Tidus vendió los derechos de la serie a Argonaut Games y comenzó la Maldición al intentar un juego tan ambicioso como la secuela fallida de Star Fox. Iba a adaptar la primera temporada de la serie mezclando niveles beat’em up como Batman Vuelve con fases centradas en la conducción de vehículos en 3D.

El juego despertó controversia cuando contrataron a los actores de la versión británica para los gráficos pre-renderizados de beat’em up. El reparto español se ofendió tanto que aprovechó la decepción de Hobocop Jr. para abandonar cualquier relación con el mundo de los videojuegos. El proyecto se canceló en 1995 cuando Nintendo confirmó estar trabajando en su siguiente consola: la Nintendo 64, por la que se canceló Star Fox 2 a favor de un juego en 3D real.


Salto a la tercera dimensión

Hobocop 64 comenzó a desarrollarse en 1995 por Argonaut Games, quienes usaron Super Hobocop de base. Shigeru Miyamoto pensaba que un juego híbrido de acción y conducción no iba a funcionar en la Nintendo 64, por lo que crearon un prototipo mezclando plataformas y carreras con Yoshi. Yoshi Racing se trasladó a la PlayStation y sustituyeron al protagonista por Croc, difiriendo del Super Hobocop original hasta hacerlo irreconocible.

Silicon Knights obtuvo en 2003 los derechos de Hobocop. Su único aporte en la quinta generación de consolas fue una aparición cancelada en Clayfighters como luchador invitado. Por lo que “Hobocop: Corrupción de narices” comenzó a desarrollarse con el mismo título que el piloto de la serie para GameCube. El fundador de la compañía anunció que sería un sandbox en el estilo de Grand Theft Auto 3 porque el género había funcionado con Los Simpson y Torrente.

A los Hobo-fans les encantó la idea, pero el eslogan de “primer sandbox con el foco en la historia” no gustó a los jugadores en general. Incluso su inspiración GTA3 estaba centrado en la historia. Factor Five se unió al desarrollo del juego tras percatarse que las escenas de conducción no funcionaban correctamente.

El gameplay se iba a basar en “Star Wars: Rogue Squadron”, también con escenas de conducción. Ahora el problema estaba decidir en qué consola se iba a lanzar, ya que Factor Five consideraba la Xbox menos limitada y Silicon Knights la GameCube a pesar que su contrato con Nintendo había terminado.


Conducción contra First Person Shooter

Denis Dyack consideraba que un juego sobre Hobocop enteramente basado en conducción defraudaría a los fans porque “los jugadores querrían ver a Hobocop”. Por lo que el proyecto se paralizó hasta que en 2006 se dividió en uno para cada consola. Silicon Knights transformó su parte del sandbox en un FPS donde Hobocop pasaba de ser vigilante a superespía.

Mientras que Factor Five optó por mantener las similitudes con “Corrupción de narices”, eliminando las partes fuera del vehículo. Cambiaron tanto el nombre como el protagonista, de Hobocop a Hipstertective, y se lanzaron a la vez en la siguiente ola de consolas: “El ojo que casi todo lo ve” para PlayStation 3 y “Hipstertective” para Xbox 360. Había planes para adaptaciones a Wii y PC si tenían éxito por separado, pero se cancelaron a favor de los proyectos originales Lair y Too Human respectivamente.

Desgraciadamente, ambas compañías quebraron antes terminar la producción de los juegos y por problemas legales con la licencia. No se intentó revivir hasta una década después a través de Kickstarter. Los ex-empleados de Factor Five y Silicon Knights formaron Five Knights Inc. y anunciaron lo que parecía ser el juego definitivo para PC: The Hobocop. No solo mezcló las mejores partes de los dos proyectos previos, sino que lograron contratar a los actores del show original para doblar a sus respectivos personajes.


El final de la Maldición

No solo se contrataron a los actores para The Hobocop, también a los guionistas para que reescribieran lo que originalmente iba a ser la octava temporada. Aunque fue eclipsado por otros Kickstarters, alcanzó el 120% de su presupuesto. La Maldición no hizo su efecto hasta que el director de la séptima temporada, Bill Raccord, dejó de querer financiar el proyecto a principios del año siguiente. El productor era infame por escribir los episodios más odiados de la serie, como el doble “La Boda de Hobocop” y el spin-off Hobocop Jr.

Según los desarrolladores, Raccord quería un juego en el estilo de La Lego Batman Película porque “nadie es un Hobo-fan real, solo lo ven para reírse de lo mala que es”. Su argumento de que la serie solo era querida irónicamente enfadó tanto al reparto como los programadores. Incluso el actor principal de Hobocop, David del Río, respondió que era la infancia de muchos espectadores y solo se ríen por los clichés de su época en general.

Como los Hobo-fans ya odiaban a Raccord de antemano por la cancelación de la Temporada 8 a favor de Hobocop Jr., el productor cambió el proyecto a principios de 2017. Utilizó el 70% del presupuesto obtenido en Kickstarter para contratar a Canis Verde Games y remodelar The Hobocop como plataformero de dos dimensiones que ridiculizara la serie. Tan solo sobrevivió arte conceptual que tomaba inspiración de parodias como Clayfighter y “Hobocock XXX: Erección de Narices” para el diseño de Hipstertetive.


Franquicia condenada a malos juegos

Five Knights Inc. se disculpó públicamente por el mal uso que Bill Raccord realizó con el presupuesto de los fans. La parodia se canceló el 1 de Abril de 2017 bajo la selección de juegos de Canis Verde y un mensaje: Este es el juego que Bill Raccord intentó financiar, quien debería estar en la calle. Pero no impartiendo justicia como Hobocop, sino esperando a que le atropellen.

Hacer juegos de Hobocop fue una experiencia fracasada desde 1994 hasta 2017, con la adaptación a ZX Spectrum en 1987 siendo el único finalizado. A lo largo de las generaciones se ha intentado un juego de acción sobre el Vigilante de la Calle y su único producto es ilocalizable en internet. Consistía en una decepcionante “escoge tu propia aventura” pero sin permitir historias alternativas, solo se podía recrear los episodios tal y como sucedían en la tele.

Casi todos los comandos eran respondidos con que Hobocop no tenía suficiente dinero para poder hacer eso, incluso los de andar. El primero de los tres capítulos se basaba en el piloto, el segundo en uno de los episodios por Bill Raccord en el que solo había flashbacks sin música. El último nivel era lo único que se diferenciaba de la serie, basado en el final alternativo de la segunda temporada, cuando se rumoreaba la cancelación.


Hobocop iba a morir de tuberculosis tras una adicción a patatas, el pan de los pobres. El personaje se iba a transformar en una patata antes de morir, pero se redujo a un sueño. Lo más reseñable del juego era una parodia del Código Konami en el que al escribir “HOBOCORRIDA” te pasabas el juego. Tan solo era ver el pantallazo final de “La justicia siempre gana. Fin” con un Hobocop pixelado sacando el dedo del medio, referenciando E.T. de Atari.

No hay comentarios:

Publicar un comentario