jueves, 24 de diciembre de 2015

Comentario reflexivo sobre John Show en el especial de aniversario de Retropokon

Es refrescante ver algo desconocido en animación-reseña



Nostalgia Skapokon realizó su primer vídeo-comentario con Aitor Molina para analizar el especial de primer aniversario de Retropokon sobre John Show. Iba a ser originalmente el primer episodio de “El Lado Oscuro de los Fans”. Pero era tan malo que prefería guardarlo para una ocasión especial. También se le ocurrió hacerlo crossover para que Sir Pokon utilizase sarcasmo y el Doctor Pandemia la veracidad. Como Retropokon y AMvs son series-hermanas, el científico era el equivalente más similar para interactuar.

Aitor Molina ya tenía una pequeña fandom antes de AMvs. Así que “apadrinó” Retropokon para unirlo al metaverso de los especiales animados Revenge. “Es como una gran familia que se va expandiendo”, declara Aitor, “a partir de Infernales & Limones”. Como actualmente se abren canales con miles de suscriptores, varios vídeos subidos y cientos de comentarios desde su debut, es casi imposible ganar seguidores con un canal sin enchufe desde cero.

Sir Pokon es un personaje divertido porque no es héroe ni villano, sino un anciano retirado dedicándose a lo que le gusta. Hubiera sido demasiado fácil parodiar a Chester A. Bum o hacerlo rico de la misma forma que Skapokon es un tributo a Nostalgia Critic. De los cuatro robots principales, Sir Pokon es el único que no contaría como Fan Character de acuerdo con la definición.


Skapokon, Wai y MegaZak se basan directamente en personajes de Joy Mech Fight. Se podría comercializar si se hicieran cambios mínimos en el diseño, como si fuese fanart. El nombre se escribiría como en algún comentario de YouTube que lo confunda con nombres tipo Sparklon. Parodias como Cálico Electrónico o Mortadelo y Filemón cogen personajes preexistentes, le cambian el estilo de diseño, nombre y ya no tienen ningún tipo de problema legal.


Imitaciones que derivan en originalidad
El especial de Retropokon para el primer aniversario es una deconstrucción de John Show que cubre todo, una buena reseña a varios niveles. Se anunció como un AMvs a quienes no conocían Retropokon, dejando claro que la idea era de Nostalgia Skapokon y Aitor Molina solo escribió al Doctor Pandemia.

En un podcast de Friendzone Team, se debatió con Lonk que cuando no se toma en serio el crear contenido, solo se imita y copia. Cuando lo elaboras, juegas con herramientas narrativas o tropos en vez de sustituir personajes en situaciones calcadas. Pandemia se podría dividir en Bender, Megavolt y Dr. Insano. Pero ha llegado un momento en el que es su propio personaje con simples guiños triviales. Nostalgia Skapokon tiene muchísima personalidad sin relación con Nostalgia Critic y Joy Mech Fight.

El aniversario e incluso AMvs Best Hercules se adelantaron a los Nostalgia Critic que no utilizan clips de las reseñas. Doug Walker puede permitírselo al disponer de actores, plató y atrezo. Hay que cambiar el significado para que valga la pena, sino es solo reactuar. Proyectos derivativos como The Frollo Show, Da Suisa o SSBX inspiraron reactuaciones con otros personajes.

Más adelante, es normal percatarse de que no se admira a Chincherrinas, Venga Monjas o Davidsillo Animations por los personajes que utilizan, sino por cómo los representan. Los newcomers del Revengeverso como Lonk o Detective Enigma no apreciarían nuestras reseñas y animaciones si solo reactuásemos otras series. Si no hay contexto, puedes poner cualquier cosa.


El humor random requiere esfuerzo
La década de 2010 inició la época del humor random gracias a Adventure Time y el auge de los letsplays. Llega un momento en el que se confunde con “da igual lo que muestre, va a hacer gracia porque es aleatorio”. El segundo aniversario de Retropokon tratará ese tema a más profundidad.

El especial dispone de atención a pequeños detalles como un fondo de escritorio “sirpokonizado” e imágenes manipuladas que solo aparecen durante un segundo. Como la primera vez que lo ves no las notas, incita a rever. Es una filosofía de AMvs también, porque los proyectos que llevan mucho tiempo en el horno cambian completamente la perspectiva de episodios previos cuando maratoneas la serie.

Si se quiere hacer algo cutre, debe ser independiente y comprensible como Cutrerama, el moveset de Keygen o Lawl Ñoba. El moveset de Plush Pichu funciona en doble sentido porque también puede hacer gracia el “conozco a alguien que hace esto”, además del documento con explicaciones.

El primer aniversario pudo haber comenzado a los 50 minutos, cuando los robots son encerrados en los episodios. Pero no haría gracia porque no se entendería el contexto. Por ejemplo, los chistes random del especial se mantienen porque duran cinco segundos y te permiten respirar. El único que quizás se haga demasiado largo es cuando describen los cameos en las gradas porque les lleva un rato. Aunque prueba lo bien distribuidos y calculados que están el resto. Incluso darían para un stage de Lawl Nova si se mezclaran diferentes elementos de los episodios para un gran escenario.


El Efecto Frollo Show
Todo empieza con un tributo que va más allá, ¿pero cuál es la personalidad de John DiMicco? Lo triste es que tiene más personalidad en este especial y Lawl Nova que en su serie. Lo mismo sucede con Worst Hercules, Coballita Mix y Keygen. El “Efecto Frollo Show” consistiría en que cambiando el contexto de los sources, cambias la personalidad. Frollo tiene muchísima caracterización en los episodios recientes, mientras que en los primeros era otra especie de John a quien simplemente le pasaba cosas raras. Incluso desde el principio difería por completo de “El Jorobado de Notre Dame”.

El primer diseño de Sir Pokon lo hizo Aitor Molina antes de su debut porque le agradó el personaje. Se basó en el meme Feel Like A Sir y el logo de las Pringles. Originalmente, iba a ser amarillo como Skapokon porque se iba a hacer chistes respecto a parecerse un montón. Irónicamente, Skapokon expandió el sprite de Pandemia, quien ya apareció animado en Infernales & Limones con una única y deforme pose. Hizo muchísimos gestos adicionales y la Huronave, aunque el diseño original fue por Davidsillo Animations.

Aprendimos que era preferible hacer trabajos stand-alone y autoconclusivos con introducción, nudo y desenlace. Si a alguien le gusta suficiente, los verá en orden y se enterará de todavía más cosas. Por eso El Reino Onírico es algo que, aún siendo canon, no se va a encajar rigurosamente en la cronología.


Rubiusización: El Efecto Rubius
Hay episodios de John Show sacados directamente de YouTubePoop cambiando los personajes, incluso distribuyendo los episodios en las mismas sagas. En teoría, sería divertido sustituir personajes de Super Smash Bros con los del “Revengeverso” para una imagen o incluso un sketch de parodia. Pero se tendría que quedar tan solo en un chiste, se perdería el aprecio en cuanto se intentase tomar en serio o se reciclaran los movesets.

Esta imitación y reciclaje deriva en lo que denominamos el “Efecto Rubius” o “rubiusizar”. Aunque mencionarle en AMvs sea hoy día un gag por cómo se sobreutilizaba en los primeros episodios, Elrubius es el John Show de los youtubers hispanos. Adopta chistes que no llegaron a España como el “Shut Up And Take My Money” de Futurama y lo declara suyo. Actualmente, hay españoles pensando que Futurama imitó al Rubius. Incluso “El Libro Troll” es una recopilación de bromas sacadas de foros. Es como cuando compras patatas fritas y tienen imágenes de los Minions, solo que sin la promoción.

John se supone que rinde tributo a Dinner Blaster y Bizarro, pero no les acredita lo suficiente para saber que se está inspirando en algo. Podrías pensar que John “inventó” esos episodios e incluso puede que te gusten si no conoces los originales. Si John hubiese creado Retropokon, se limitaría a rehacer episodios de Nostalgia Critic con los robots y mil cameos de Channel Awesome.


La consistencia confirma la grandeza
El propio Chincherrinas se sorprendió cuando reinventó sus YouTubePoop sobre Frollo en una serie profunda y elaborada. Su spin-off no oficial Frollo’s Cousins tiene muchos más episodios de YTP considerados canon antes de hacer la serie “de verdad”. No se puede considerar buena una serie que un episodio consista en cantar un himno, independientemente a que esté bien hecho. Se nota que una serie es mala cuando la petición que te hacen en los comentarios es “deberías meter a Peabody y Sherman”. Es una gran advertencia para que “te jubiles y hagas otra cosa”.

Como ejemplo de AMvs, la excusa de parodiar Iron Man 3 con el Mandarín era la forma perfecta de incluir a Bator Medina. Aunque es confundido con un estereotipo árabe, en realidad es una parodia de los malos arqueotipos xenófobos. Para no reírse de un país existente, tendrá uno que se llame “Batoria” con la intención de crear el peor país que pueda existir.

Por el contrario, Huronia no sería gracioso fuera de que el Doctor Pandemia nació ahí y esté habitado por roedores. Batoria sería un país tan malo que no genera habitantes, sino que los plagia de otros con fotos de perfil de suscriptores con turbantes, barbas y gafas. Incluso tendría versiones de maravillas mundiales en miniatura con accesorios innecesarios.

Ese tipo de cosas extravagantes tienen que preestablecerse para que a la audiencia importe. Si todos los Retropokon tuviesen villanos, no impresionaría tanto este especial. Ya que se reseñó Lucky Star y se dobló en Bolleras & Estrellas, se podría hacer una Konata robot o Sinnata con la voz y personalidad guarra y desagradable que tiene en los doblajes humorísticos.


El especial que “codifica” todo
El Doctor Pandemia apareció en AMvs, pero se codifica aquí como personaje de verdad de la misma forma que en TvTropes aparecen los Trope Namer y después Trope Codifier. Entre este especial y que es la única forma de poder sacar algo tipo El Reino Onírico, es la mayor inspiración de hacer AMvs animados. Involuntariamente, este es un proto-piloto del film más que Aitor Molina Marvel, lo que iba a ser precuela oficial originalmente.

Los primeros AMvs pecan de querer relacionar todo con Yume Nikki si eran raros o surrealistas. En vez de referenciarse, se reinventó Kikiyama, quien ni siquiera es Darkar o Roberto Alatriz a estas alturas. Ya no se describe como el personaje que debutó en AMvs, sino una especie de Azathoth de la mitología lovecraftniana. Se le incluye en el film porque aporta al argumente por ser un pulpo espacial y lo que inicializa El Reino Onírico.

La más difícil inclusión son los robots fuera de Skapokon, porque ya hay demasiados personajes. En el minuto de flashback mientras Sir Pokon habla a Pandemia, lo describe mejor que todo AMvs. Supera como personaje a Aitor Molina, quien es solo un avatar para no depender de nadie para doblar. Esa fue la razón por la que Ganchito sustituyera a Lugosi. Retropokon es prácticamente doblado por una familia. John iba a ser doblado por Delushi Kong, la voz de Pigsaw. Pero se sustituyó por Oscar para no repetir voces y en El Reino Onírico será doblado por el Detective Enigma.


El futuro de Retropokon
Parte del encanto de Retropokon es lo refrescante de ver algo desconocido que no sea sprites de Mario o Sonic o gameplays y vlogs. Es una lástima que Nintendo no utilice Joy Mech Fight por lo comercializables que serían. Duele llamar fancharacter a Skapokon, aunque lo sea por definición. Por lo elaborado que está su mundo y personalidad, quise mencionarlo en los runners-up de 2014. No se siente como la cosa más grande que se pueda hacer.

John DiMicco va a tener un papel relevante, pero más un rediseño “John Boom”. Al fin y al cabo, es el único personaje mal diseñado y podría despistar a las nuevas audiencias potenciales. Se mantendría sus características como pelo, barba y colores. Pero sería el único personaje reinventado junto a Uboane evolucionado a Dreamcrusher respecto a nombre y backstory.

Al final, hay una escena después de los créditos que revela a Karl Talgo, a quien no quiere utilizar fuera de algún especial. Gravity Falls ya reveló al Autor y a Bill Cipher, así que cancelaron la serie después. La siguiente colaboración conmigo en el guión sería una reseña-aventura para segundo aniversario por un personaje que inventé. Solo que será tercero para que dé tiempo y el segundo consistirá en algo más corto.


Un RPG como broche dorado
El clímax del especial consiste en un RPG con ataques basados tanto en Retropokon como John Show y, como mucho referencias “second-party” como a Coballita Mix o trabajos realizados por amigos. No es como “ver un letsplay”, sino jugar con lo que se puede hacer y no.

Es divertido porque se ve interactuar y luchar a los personajes con tantas referencias que se podría hacer un “History Behind”. La parte más difícil del guión y la animación fue esta. Si haces andar a los personajes en animación para amainar esas quejas, pedirían más fluidez entre pose y pose o mover la boca al hablar. Así que nunca quedarían satisfechos del todo y pedirían más.

Al contrario, los RPG de John son combates nada visuales imitando el estilo de Earthbound en el que solo se hace daño al rival sin mostrar nada. Los nuevos ataques de robots se sienten propios de la serie como que Sir Pokon tenga una taza con bigote, lo cual es un chiste en la familia.

En el caso de AMvs, es típico que los personajes tengan una comida característica que refleje sus personalidades. Se da vodka de caramelo a Aitor Molina y vino a Doctor Pandemia, ya solo faltaría a Bator Medina y Elfarias. A Bator se le podría dar una bebida de imitación como Freeway Cola y a Farias caldo de Yatezampo, por los anuncios que hacían los youtubers sobre los fideos del Yatekomo. Aporta mucho a la personalidad aunque no se repitan en todos los episodios, como que la choni de About The New se desmaye. Como dar un perro a Skapokon y llamarlo Dogpokon solo por el perro de su creador.


Otros aspectos de John Show
Aitor Molina odia el episodio “John goes to the bar”. Como realizó monólogos durante 2014, porque tenía esa espinilla, propuso a John sustituir al pokemon por él mismo en el remake. Lo basaría en alguna de las “películas cutres de DVD que Aitor Divasson y yo nos regalamos en Navidad”. Sin embargo, se limitó a más batallas cutres de RPG.

John’s Monster es el único remake que funcionaba, pero el resto era lo mismo cambiando la situación. Dark Skapokon o Darkpokon consiste en que en vez de utilizar los consejos del aniversario, simplemente lo puso como antagonista. Llama la atención que no sea simplemente un personaje para vacilar descaradamente, sino algo infantil, insustancial y poco elaborado.

John vs. The King no impresiona porque no son personajes relacionados. Si a la gente importa Gandhi, no porque le enfrentes a cualquiera gustará. Los chistes basados en referencias deben funcionar tanto si entiendes a lo que se está aludiendo o no. No puedes disfrutar este episodio sin conocer Dinner Blaster. Son cosas que “el Aitor de 2012 de Red Leo Media si haría”, porque eran vídeos para ver y entender solo en ese momento.

Hoy día, hay chistes de Red Leo Media que no se entienden porque se basaban en aquella época. Lo único bueno son las cosas interesantes que se están haciendo con la versión humana de Reddy y que es un buen ejemplo de referencias que no funcionan.


El negro futuro de John Show
El episodio Bizzarro John se basa en uno de “The Link and King Show” cuyo argumento es una parodia del homónimo en la serie Sealab 2021, que a la vez es una especie de Frollo Show sobre otra serie de Hannah-Barbera. En Link y King funcionaba, aunque no te gustase el episodio por las risas enlatadas, porque al menos eran creativos con que los normales eran CD-i y los bizarros estaban sacados de la serie de animación.

Sería interesante derivarlo todavía más en el Revengeverso, aunque el clímax del especial sea algo similar sin los bizarros. Si se basara en el remake de John, se derivaría incluso más con Darkpokon, Aitor Tilla de la serie de Chánatos, que Keygen fuese la interés romántica… y a WUN. Ganchito aparecería al final en vez de Agito, aunque técnicamente la pandilla de Bator Medina y Rakzol como Discordia Squadalá son versiones cutres.

John DiMicco sacó un tráiler sobre el episodio de Darkpokon y la intro muestra una versión mala de Evangelion con la mitad de personajes robados. John’s Monster Remake es probablemente el único episodio que se deja ver, ha aprendido algunas cosas y otras no. Por ejemplo, el remake de la casa encantada sustituye a un monstruo con tentáculos violando a Cosmo por Old John, lo más interesante de la serie que no llevó a ninguna parte.


Cuando Oscar se vuelve John
Oscar Alejandro Bossi, el creador de Pesadillas del Infierno, suele caer un poco en cualidades de John Show cuando crea secuelas de colaboraciones. El final de la Temporada 1 era bueno, pero habría sido mejor si los cameos hubieran tenido propósito. Es la secuela espiritual de Infernales & Limones, su proyecto anterior. Solo que en vez de pedir solo las voces, debió haber sugerido escenas para caracterizarlos bien.

Su proceso mental se limitó a cómo llevar los cameos más allá y simplemente aumentó el número con los sprites hacían cola en la fiesta. Todos los personajes están sacados de animaciones antiguas y Sprite Bros Lawl como Frollo, Nicolas Cage y Tommy Wiseau. Se sabe que no se hizo bien su trabajo cuando no recuerdas los personajes como en Frollo Gets Flashed By A Gothic Lolita o Los Vengadores.

Al dar vía libre para poner voces, Aitor Molina dijo tonterías “para ver si colaban” como “no te rindas porque esto es MÚRICA”. Supera el chiste tonto de la ración de patatas en Infernales & Limones, que muestra cómo ha cambiado el estilo de humor. Aunque I&L sea importante al establecer el universo compartido, tiene demasiados chistes random y depende demasiado en continuidad. Por eso El Reino Onírico es stand-alone sin salirse del canon.


Infernales & Yriones 2
Si Oscar hubiese contactado con los cameos, habría mejorado su Season Finale en ese aspecto. Por ejemplo, el chiste de que Sir Pokon es “brichánico” y Pandemia de Huronia iba a ser originalmente con España. Ofrecí cambiarlo para establecer un elemento que cada vez se referencia más.

Nostalgia Skapokon ofreció que lo conversaran, pero se suprimió por la falta de contexto y comenzó a referenciarse a partir de Fantasia Revenge. Se inventan países para no meterse con existentes. Bator Medina es una mezcla de estereotipos negativos, no necesariamente un árabe, sino llevaría un turbante de papel higiénico en vez de una bufanda.

Lo único que Oscar no escribió en PDI21, sin contar los cameos, fue la escena post-créditos, que establecería la trama para la secuela de Infernales & Yriones y comenzaría a desarrollarse en 2016. Incluso tenía a Joro, referencia a Jorosahe por el problema de aquél entonces, pero que en realidad era Paulx de Red Leo Media. Oscar se adelantó con la película live-action “El Primo Alien” y tendrá que ser retconeada en I&Y2 porque Mohammoscar no tiene nada que ver con lo que se iba a hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario