jueves, 29 de octubre de 2015

Una webserie accidentada

El abismo de la comedia involuntaria

Sinceridad ante todo, soy incapaz de mentir, como mucho podría suavizar la verdad diciendo que no es tan malo o bueno. Se me hace muy difícil hablar sobre un trabajo realizado por un equipo que llevo siguiendo desde hace meses y sé que son muy trabajadores y talentosos. Personalmente, me duele hablar así de su creación. Si van a leer esto, que lo tomen con mucho humor.

No es lo mismo realizar un “Bad Animations” de algo que se hizo en menos de dos días copiando dibujos que un proyecto tan grande con meses de producción detrás. No me siento bien haciendo chistes sobre “About the new”, pero es la única forma de hacerle justicia. Por mucho que me duela hacerles una mala crítica, debo decir que son comparables al Tommy Wiseau español.

“The Room” es un drama por Tommy Wiseau tan hilarante que los cinéfilos pagan por verla y reírse en tours alrededor del mundo. Su productor, director y guionista no se avergüenza de ello, sino que aprovecha el tirón y es muy querido por los fans. El hecho de hacer un producto audiovisual tan en serio fue su perdición porque acabó en el abismo de la comedia involuntaria.

La serie está moderadamente bien actuada salvo por un par de personajes. Su estilo no es totalmente de webserie o españolada, más bien está a caballo entre esas dos y “tan malo que es bueno”. Como la comedia involuntaria es el punto fuerte del guión, debieron haber ido “full the room” manteniendo el profesional aspecto técnico.


Los aspectos positivos

En resumidas cuentas, la serie es una “comedia” (comillas necesarias porque en ningún momento resultó divertida, lo siento) que se desarrolla en una universidad. Los dos primeros episodios son en realidad un doble piloto debatiblemente injustificado en cuanto a trama porque no suceden suficientes cosas. Aún así, el formato lo hace comprensible ya que los episodios no llegan al cuarto de hora y podría resultar extraño un piloto tan largo.

Los puntos (voluntariamente) más fuertes son el aspecto técnico y la caracterización (presuntamente intencionales). Hubiera sido demasiado fácil hacer una sitcom de tres cámaras, se aprecia que lo hayan evitado. A pesar de que la mayor parte de la acción sucede dentro de una universidad, hay una gran cantidad de localizaciones y todas son aprovechadas. El aspecto técnico es un 8 sólido, está bastante elaborado. Sobre todo para ser una serie de bajo o nulo presupuesto. Han tenido que pedir mil permisos para grabar en diferentes localizaciones y se nota que hasta los extras lo pasaron muy bien.

Otros puntos fuertes son el personaje hiperactivo, quien hace desear que la serie hubiera sido contada desde su punto de vista. Es lo único en los dos episodios que casi, casi, CA-SI nos hizo reír. Se estableció adecuadamente como un personaje que disgusta a los protagonistas y, como punchline de un chiste bien planteado, se revela que es la hermana del hombre sexy con quien la protagonista quiere ligotear. Además, desde un punto de vista visual, está bien realizado porque el personaje entra de una forma graciosa al plano, a modo de sorpresa.


Ni chicha ni limonada

La escena del hermano nos da a entender que los guionistas tienen un mínimo conocimiento de cómo funciona el humor. Es entonces cuando arruinaron el chiste haciendo que la protagonista se desmayara. Interpreto que los actores caracterizaron bien sus papeles y no fueron cogidos por ser lo que interpretan.

Por ejemplo, la protagonista es presentada maquillándose en la carretera, logrando que la cojamos mucho asco desde su escena introductoria. Queremos pensar que es realmente una actriz haciendo un papelón y no que pillaron a una choni. Es muy ambicioso que hayan escogido a una protagonista desagradable en vez de alguien con quien el público pudiera sentirse identificado. Triunfa en su propósito de desagradar a la audiencia y es un toque muy ingenioso que la voz emulara a los personajes femeninos de Mister Jagger. Las protagonistas secundarias son la inteligente de gafas y la pequeñaja, adorable y psicópata, que casi nos logra hacer reír.

Y aquí llega el mayor problema referente a los personajes, dan tanto asco por lo general que llegan a no hacer nada de gracia. Logran unas personalidades tan desagradables y prepotentes que hacen cuestionar por qué alguien querría ver la serie. Se quedan en ni chicha ni limonada, deberían haber ido más allá con la caracterización porque el humor resulta tan plano que se vuelve negativo. El presupuesto no es excusa, debieron haber exagerado mucho más e incluso no haber sido tan PC (Políticamente Correctos).


Humor blanco, primermundista y sacarino

Podría sonar injusto comparar “About the new” con “Malviviendo”, pero tened en cuenta que ambas son series españolas comenzadas sin presupuesto. Las dos disponen de una serie de vídeo-comentarios en el canal Friendzone Team y sería recomendable ver los primeros de ambos para apreciar las diferencias en las reacciones. El guión no nos ha hecho reír en dos capítulos motu proprio, solo la transición cutre con la música pop irritante.

¿En qué estaban pensando? Por muy bien grabado que esté, ni siquiera podemos hacernos a la idea de quién puede ser el público objetivo de este tipo de comedia. ¿Quién se supone que es el target? Suponemos que es comedia por las risas enlatadas, las cuales no se necesitarían si los chistes estuviesen bien escritos. Han puesto risas enlatadas hasta en momentos que no hacían gracia, como un chico repitiendo algo con voz tonta. Lo rebaja y lo quita puntos, no pega risas enlatadas en una serie con tantos planos de cámara. Estaría bien que probasen un episodio sin ellas, permitiría más inversión.

El humor es fascinantemente terrible, equivalente a beber detergente. Incluso el único chiste que casi nos hace reír tuvo que ser arruinado. Me siento mal por cagarme en algo sin presupuesto porque sé que mis impuestos no han sido malgastados. Y también lamento tener que recurrir a palabras fuertes, pero es la única forma de poder transmitir lo que me parece: “no tiene ni puta gracia, he visto vídeos por niños de trece años con mejor comedia”.


Y para colmo, Benny Hill

La identidad de esta serie está muy difusa porque se supone que es un producto profesional. Pero hay demasiados elementos fuera de lugar en algo que pueda considerarse bien realizado como risas enlatadas para saber dónde hay que reírse, humor tan fácil que parece sacado de “Disaster Movie” o “Epic Movie”, personajes hablando directamente a cámara cuando están teniendo conversaciones entre ellas, escenas en las que no se entiende bien lo que dicen, gags de fondo que no aportan nada, “humor” surrealista como un GPS con la voz de Santi el Payaso, referencias culturales forzadísimas con su respectiva risa enlatada para recordarte el talento de los guionistas, un personaje que copia descaradamente a Bill Cipher (dudo que los productores hayan visto “Gravity Falls”) y, el peor de todo, ¡UN BENNY HILL SIN COPYRIGHT!

El contraste entre la profesional técnica y las subnormalidades que hacen y dicen es desesperante. Es realmente duro de ver, parece que dos directores a punto de divorciarse estuvieran violándose detrás de las cámaras. O el guión fue improvisado a toda prisa en menos de una hora. ¿En qué cabeza entra que un grupo de profesionales haya redactado el guión en grupo, comentado y reído? Quizás solo les hacía gracia porque salían ellos. Es como cuando grabas a un primo o hermano haciendo tonterías y solo te hace gracia a ti.


Consejos para ayudar a mejorar

A parte de la lista de escenas que nos sacaron de quicio previamente mostradas, el segundo episodio ilustra a dos personajes con dos aparentes objetivos: sobreactuar y dar rabia. Tiene mérito cuando tu serie está protagonizada por una choni y mil gritos de desesperación. Lo irritantes que son estos personajes (nuevamente, interpreto que son actores interpretando un papel) es llevar la serie a otro nivel. Sus roles se limitan a hacer o decir tonterías cada dos segundos. Es como si estuviesen esperando a que alguien realizara una captura de pantalla para escribir un meme o animar un gif. Quizás esta serie vaya dirigida a la audiencia del Rubius o quiere liderar Tumblr.

En fin, deben dar un salto abismal para poder considerarse aceptables. No tienen pinta de mejorar, especialmente porque se han subido episodios en el plazo de una semana. Lo cual da a entender que rodaron la primera temporada de seguido. Quién sabe, podría ser el siguiente Malviviendo si se tomasen tan solo un poquito en serio el guión. La profesionalidad ya la tienen, desde luego.

Si no hubieran terminado la primera temporada, diría que mandasen esto a tomar por saco o lo redirigieran solucionando los errores. Ojalá triunfaran, les contratasen para producir algo y se pudieran reír de mí, porque el talento y la ambición están ahí. Yo ni pediría dinero, con que me pagaran el viaje e invitaran a sería pizza suficiente. No puedo decir que lo siento suficientes veces, aunque ellos deberían hacerlo en caso de haber hecho pagar por verlo.


“Quiero que prosperen, pero esto me ha matado”

Apoyamos esta serie, queremos que Shyncrica saque algo bueno y cómico no porque un tipo haya puesto en comentarios que es humor intelectual. Esto no es criticar por criticar, me sacrificaría por ellos si fuese mi forma de demostrar que estoy de su parte, me merecería sufrir un poco. Pero no aprenderían si dijese en 40 páginas que la serie es muy buena y me he reído. Quiero que prosperen, pero esto me ha matado.

Si no hubieran terminado la temporada, no sé si deberían plantear un reboot, mandarlo todo a tomar por saco o hacer una serie totalmente diferente. Esto podría manchar la serie para siempre aunque la segunda temporada sea legítimamente buena. La serie no ofrece nada nuevo, pero el equipo tiene un potencial asombroso. Incluso podrían hacer un “cambio de cadena” como secuela espiritual manteniendo actores y algunos personajes.


Parece que solo me disculpo para compensar, pero ver esto ha sido realmente como un puñetazo en la tripa. Que un grupo de mi universidad salga con esto me hace perder la fe en la humanidad. He visto cortos de primer curso más graciosos que esto. No me puedo creer que el guión haya llevado trabajo, parece sacado de una sopa de letras. Incluso siendo abierto de mente. No me lo quiero creer, quiero despertarme, ver el episodio de verdad y que me guste. Muchos ánimos a Shyncrica, ojalá se llegue a ver pronto lo mejor de vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario