domingo, 6 de septiembre de 2015

Las diferentes reescrituras del Reino Onírico

Perdió el sentido de llamarse The Halloween Revenge V

El nuevo año académico está a punto de comenzar, por lo que tendré menos tiempo para avanzar mis proyectos. Así que me centraré en los más importantes, dando la mayor prioridad al Reino Onírico. Desde mi regreso de vacaciones, he podido desarrollar las primeras escenas partiendo de lo que ya tenía. Quiero dedicar este artículo para hablar de las reescrituras más notables que han tenido el metraje y cómo ha afectado a su desarrollo.

Actualmente, los especiales anuales The Halloween Revenge (THR) andan muy en el aire. Aunque está claro cuáles son desde el primero hasta el cuarto, Infernales & Limones, el quinto se está prolongando por segundo año y me estoy haciendo a la idea de que El Reino Onírico no estará terminado para el 31 de Octubre. Aunque le dé prioridad respecto a los otros trabajos, seguirá siendo igualmente trabajoso. Siendo extremadamente positivo, para octubre tendría como mucho un tráiler que utilice escenas reales del film.

Ya no tiene sentido llamar THR5 al Reino porque ha habido otros crossovers y cosas importantes para la continuidad previamente. Especialmente Infernales & Yriones, AMvs y Retropokon. Aún así, es una buena motivación intentar sacar un especial animado todos los años y estimula tanto creatividad como participación. Respecto al Grupo de Creación Audiovisual, lo más probable que haya es el piloto de “Guerra de Consolas”, el collab entre reviewers sobre Fantasía (1964) o una doble reseña Grindhouse.


Todo comenzó como primer aniversario

Originalmente, Aitor Molina Marvel iba a ser reseña de una sola parte superior a la hora. Como tanto trabajo de seguido hubiera retrasado el especial de aniversario demasiado, se iba a separar en dos o tres partes. La primera parte actual iba a ser la misma que llegó a publicarse, pero la segunda iba a tener un final totalmente diferente con Dreamcrusher llevando el Edificio Khan conmigo dentro a Marte. La justificación requeriría tomar Red Leo Trilogy como canon, lo único que iba a aportar era el regreso de personajes que desaparecieron en el espacio previamente.

El final alternativo no iba a ser nada productivo. Tan solo una ida y vuelta rápida a Marte con los personajes de Red Leo Media y así tener la innecesaria excusa de poder utilizarlos en futuros AMvs. Un triste final glorificado para meter cameos a tutiplén en vez de esperar a Halloween. De ahí el preferir esperara al especial animado anual y hacerlo bien en vez de rápido y mal.

Las primeras escrituras del Reino Onírico se hicieron a lo largo de 2014 con la intención de que fuesen animadas por Oscar Alejandro Bossi. Al estar atareado con la recién inaugurada Pesadillas del Infierno, Temporada 2, fue posponiéndolo y yo creando más AMvs. La continuidad entre reseñas y el film se hizo cada vez más ambigua hasta que no podía desarrollar más la historia sin “dar por sabido” lo que sucedía en El Reino Onírico.


Película limitada por la continuidad

Como iba a retrasarse un segundo año, decidí tomar las riendas de la animación por donde Oscar la había dejado. No me gustó lo que encontré: demasiadas referencias a eventos pasados, se requería haber visto muchísimos trabajos anteriores para comprenderlo y un tono que en su momento me pareció dramático pero actualmente pretencioso.

Es completamente normal ver proyectos pasados y detectar errores que antes no estaban. La mayor señal de la mejoría es no estar conforme con esos defectos, de ahí que muchos animadores se obsesionen con rehacer sus primeros trabajos en vez de continuarlos cuando aún no terminaron la historia.

El Reino Onírico se habría abandonado si hubiera sido un intento de película previo como Alien War Stories (2009), The Cross Battle (2011) o Bidaia (2013). Los tres fracasos tuvieron el gran defecto recurrente de requerir la participación de muchas personas, la mayoría de ellos no-profesionales o pasotas desinteresados. Sin embargo, solo la tercera es lo suficientemente aceptable como para reciclarse en el futuro con algunos cambios como continuación del Reino y el nombre Atlantis Maiden. El resto eran tristes ensaladas de referencias, solo que al no haber programas relacionados, caían en mediocridades sin gracia ni carisma como las malas series modernas.


Celebración de su propia existencia

Cuando El Reino Onírico esté finalizado, se van a poder observar miles de paralelismos con otras obras. Nunca cae en la parodia directa, pero los más atentos verán similitudes con cine, animación y enlaces que no se resumen a referenciar vagamente o imitar. Los tributos solo funcionan cuando son disfrutables sin conocer lo referenciado.

La escritura completa original no tenía un buen guión, se tomaba a sí misma demasiado en serio y muy pocos hubieran podido disfrutarla. Su mérito no hubiera ido más allá de el no haberse abandonado por la mitad. Sin embargo, actualmente cuenta con un argumento sólido a pesar de los cambios entre protagonistas. Conocer con prioridad a los personajes o ver sus programas solo son un extra que aumenta el disfrute sin ser un requisito.

El mayor límite del primer guión era partir desde donde también iniciaba cuando iba a ser el final de una reseña. La pieza clave que faltaba para poder construirse adecuadamente era sacar Marte de la ecuación. Como no había necesidad de “rescatar y volver” con otros personajes, se podía tomar una base más sólida como primeras escenas.

La única razón por la que Marte tiene cabida es el no querer desperdiciar el talento de voz por parte de Panshios y Natha. Desgraciadamente, no pude utilizar los clips que Detective Enigma interpretó como John DiMicco. Al menos puedo poner la mano en el fuego al decir que su nueva incursión en el film será mejor recibida introduciéndolo más adelante.


Así son las primeras escenas

La película comienza con una secuencia pre-créditos que antagoniza a las de James Bond. Es usual que algunas películas de acción sean abiertas con una escena que poco o nada enlaza con la trama principal. Esto es una inversión de ello porque sí enlaza, pero es la forma de tanto conectar como desconectar con todo lo previo. Define muy brevemente lo “canon”, o al menos importante, de todo lo que sucedió con anterioridad. La mejor parte es que no justifica la trama, sino solo por qué un personaje está donde está y poco más.

No es un espoiler decir qué personaje no va a salir, por lo que olvidaos de Leo por la misma razón de que esa escena no consiste en mí regresando de Marte con otros personajes olvidados en la nave de Lemon Emon. Esta es una historia cerrada cuyas puertas abiertas solo existen porque no vamos a matar a todo el reparto y eventualmente lo reuniremos de nuevo en aventuras menos ambiciosas como Atlantis Maiden y la secuela de Infernales e Yriones.

Un dato curioso es que el primer minuto en Marte es solo atmósfera con música Royalty Free. Solo que hemos llevado el no querer problemas con copyright más allá y haremos mash-ups de esas canciones. Será coger dos o más piezas y mezclarlas para crear melodías nuevas. Aún así, contamos con música original por Voltiok Atomic y los juegos cancelados de Panshios.


Para terminar, os muestro una imagen que acompaña al primer track que me gusta llamar “Almejas del Desierto”. Más del 90% de la animación será desarrollado por mí. Las dos excepciones serían una escena de acción con un animador invitado y una pequeña parte de la introducción por The Rom Lap Studios. Por supuesto, Friendzone Dubs se encargará de la mitad de voces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario