viernes, 31 de julio de 2015

Aitor Molina: Arqueólogo de la red

Ambición por sacar a la luz cosas desconocidísimas

Sí, voy a adoptar el término “arqueólogo de la red” para describirme de ahora en adelante. Se podría decir que me considero una mezcla entre Indiana Jones y mi yo a la hora de realizar reseñas. Ya sabéis que no me conformo con tratar los temas de siempre una y otra vez. Es una de las razones por las que dejé de hacer gameplays y vlogs, están por todas partes y a uno termina doliéndole la cabeza de escuchar y ver los mismos cantamañanas.

He hablado mucho de “los animadores que murieron de pereza” últimamente, un tema del que mi comunidad más cercana sabrá. Pero mi intención es que cualquier lector se pueda identificar independientemente, sea cuál sea su afición. No pretendo ponerme en modo Shia LaBeouf motivador, porque mi intención con este artículo es más justificar que motivar. Explicar el por qué me importa y en qué me baso para que me importe.

Es curioso, porque el archiconocido Celio Hogane se hizo parte del Grupo de Creación Audiovisual recientemente y poco le costó hacerse con el apodo del “motivador”. Incluso él destaca la ironía del asunto porque sus aportaciones se reducían a estimular la creatividad en los diseños del grupo. Básicamente, lo que pretendo con los Bad Animations y la administración, solo que basándose más en el aspecto técnico. No es nada pretencioso dado a que tiene sus propios proyectos de los que hablaré en otra ocasión…


Demasiados animadores mueren de pereza

Estoy muy cansado de las eternas e idénticas excusas, tener que administrar imágenes y textos con ideas interesantes que acaban en nada. Cierto, estoy agradecido de lo que se llega a producir: Retropokon, Pesadillas del Infierno, las animaciones de Juanfisi… Sin embargo, ¿y si os digo que tan solo son una pequeña parte de proyectos que se proponen delante de mis narices?

Me encantaría entrar a detalle en las que me parecen más interesantes o me causarían las expectativas más altas. Pero eso sería el tema para otro artículo y necesitará el permiso de sus creadores para publicar imágenes. Si practicara un poco de arqueología en mi blog o archivos viejos, sería capaz de encontrar pequeñas joyas con el potencial de dar frutos inesperados como Epic Gamer o Coballita Mix. Aunque la propiedad de esos personajes actualmente es cuestionable, porque los creadores originales los abandonaron o desaparecieron. Al dejarlos en manos de quienes tuvieran los sprites, ¿quién es un verdadero padre, quien pare o quien adopta?

Por este tipo de cosas me denomino arqueólogo de la red, ya que lo más destacable o diferenciable de mí respecto a otros blogueros o reseñadores es el énfasis en sacar a la luz proyectos desconocidísimos. Desde estas joyitas de Internet que reviven en animación hasta sujetos que descubrís gracias a AMvs o Bad Animations. Aún así, cada vez procuro hacer más proyectos originarios como El Reino Onírico o cortometrajes. Citando AMvs 50 Sombras de Gaston, “la basura de unos es el tesoro de otros”.


Joyas perdidas o no producidas

Sin ir más lejos, Coballita Mix iba a disponer de una serie co-creada por Voltiok Atomic, alias Johannes Lázaro. Ambos desaparecieron, pero siguieron con vida en Lawl y AMvs respectivamente. Cameron Lawson iba a realizar un fanfilm que, creáis o no, iba a disponer de una audiencia por muy mala que fuera. Hay youtubers americanos de éxito moderado que se dedican a hacer versiones locales de superhéroes. Sí, la gente los ve tanto que hay innumerables spin-offs. Si Cameron siguiera online, hubiera visto lo querido que fue su videoclip Chocolate Rain en Música Catastrófica.

¿Recordáis a Precious Maren de Creepypasta HighSchool? Dejó a medias el segundo episodio y se retiró, borrando sus animaciones cuando hoy día es una Enssemble Darkhorse entre mi audiencia. ¡Incluso Jet Jaguar tiene un fandom mayor que la mayoría de monstruos en Godzilla y puedes encontrar fanart asombroso de él! Pero Tohou lo reduce a apariciones en videojuegos y solo los arqueólogos de la red logran descubrirlo. Es un personaje del que perfectamente podrían producir baratamente una webserie de animación.

¿Alguien recuerda el Team Clever? Iba a ser un spin-off de la serie de Juanfisi solo que el equipo no iba a consistir en erizos, sino otros personajes representando a otros animadores. Curiosamente, esos cuatro Clevers somos los únicos que estamos activos… menos Panshios, que es solo apoyo emocional, alguna que otra voz y dibujos muy chulos. ¡Pero ya es algo!


Primero ser influenciado, después influenciar

Este verano me he aliado con Friendzone Dubs, realizado el segundo aniversario de AMvs, comenzado El Reino Onírico y ayudado a LonkPlays con su serie “Guerra de Consolas”. Como veis, no es una sola disciplina, sino trabajos de administración, doblaje, guión, edición y animación entre otras cosas. Si no eres un hombre-orquesta, no puedes sobrevivir. Claro, no destaco en ninguna de esas disciplinas, pero me defiendo lo suficiente como para poder realizar mis proyectos y desarrollar otros.

Cuando comencé con AMvs, tenía que explicar y establecer muchísimas cosas porque aún no había dado con mi estilo. A medida que lo asumía, iba siendo comparado con otros productores como Nostalgia Critic, Chánatos, Elrubius y Darkar. Los dos primeros eran buena señal porque significaba que estaba siendo influenciado por aspectos positivos, a pesar de sus defectos. Mientras que los últimos dos ejemplos eran con intención positiva, pero reflejaban unas características que no quería adoptar.

El “Top 20 reseñas que sí (o no) haré” explica los cuatro ejemplos y, casualmente, la siguiente reseña consistió en Comparar Odiosamente la serie de Darkar con la de Ketchup Norris. Sucesión que no fue planeada desde el principio, pero se solidificó de una forma inesperada que funcionó. A partir de ahí, la cadena de reseñas continuó, desarrollando un estilo cada vez menos influenciado por terceros pero más influyente respecto a novatos interesados.


La mini-fiebre de las reseñas

“Me llena de orgullo y de satisfacción” que AMvs influencie positivamente otros programas, desde los Hora de Anticine hasta los Infervlogs. El éxito personal no se mide con números ni imitadores, sino midiendo hasta qué punto puedes inspirar a crear nuevas cosas que no hubieran funcionado solas. Pero ojo, esto también crea involuntariamente “reviewers que se mueren de pereza” con absolutamente la misma excusa que los animadores.

Los hay que desaprovechan por completo el verano, la mejor oportunidad del año para aprender cosas nuevas o practicar, para solo desear más fuerte hacer algo que dejarán pasar porque no pasan a la acción. Los hay en mayor y menor grado, tanto con reseñas como movesets y doblajes. Algunos nunca hacen nada, otros solo se atrasan indefinidamente, algunos hacen algo antes de plantarse, existe una especie que rebaja la calidad hasta cancelar; caso de Aitor Molina Gamer Show antes de tener las ideas claras.

¿Conocéis a Rakzol? Iba a ser un personaje secundario de Mystery World que se desechó porque su creador original planeó una serie que no encajaba en la historia. Se podría pensar “vale, Rakzol no aparecerá en Mystery World, pero al menos es el protagonista en su propia serie y no un invitado dispensable”.

JUAS!© Aún esperamos a que este personaje salga en algo fuera de memes e in-jokes que solo entienden en el Grupo de Creación Audiovisual. Quizás le reconozcáis como personaje de broma en Infernales y Limones o el episodio 21 de Pesadillas del Infierno. El trágico Rakzol no consiguió su propia serie ni aparecer en otra, pero se reencarnará como un personaje principal en Guerra de Consolas con otro rol. ¿No es irónico el mundo?


Alex4EverJugón merece su propia sección

Lo que dice el ladillo, este chico tiene el potencial de subirse al barco, MI BARCO, de creadores activos como los de Halloween Revenge. Sus canales demuestran una evolución lenta pero segura de vídeos genéricos como gameplays a entrevistas, reseñas y posiblemente movesets. Seguidor fiel de Chincherrinas, ha sido inspirado para crear sus programas que aportan experiencias nuevas al poner atención en cosas que antes no las tenían.

Su primer episodio de Aquella Maravillosa Nostalgia establece un buen híbrido entre vlog y reseña que, de pulirse, podría llevarle lejos. Hablamos mucho sobre los temas de este artículo en la entrevista que me realizó y aún no se publicó, ni sabemos si se publicará por problemas con su ordenador. Incluso de ahí salió la chispa creativa que le incitó a reseñar ET Interplanetary Mission.

Me causa buenas expectativas porque su humor es una mezcla entre Epic Gamer y Coballita Mix. Realmente no recomiendo sus vídeos antiguos fuera de los tres live-action con Guille el Rey, la mayoría de ellos en la cocina, porque es el típico humor “YouTubePoop-eable” que me motivaba tanto para chistes y gags sobre apilar monedas. En cuanto a las animaciones, las pondría al nivel de John Show por no estar bien dibujadas ni tener argumento o sentido. Como Coballita Mix, la gracia viene más de lo raras que son.



No hay comentarios:

Publicar un comentario